lunes, 26 de junio de 2017

INSIGNIFICANCIA

     



Dejadme dejar caer este poema
Dejadme o encontraréis en la calle las vísceras de alguien
Que explotó de tristeza
Dejad que este alambre oxidado construya una verja
No una barrera
Algo que trence la hermosura con cierta simetría

Hoy siento la vida más efímera que nunca
Hoy siento que hay mitades esparcidas por el mundo
Y es tan insignificante este delirio
Le cuesta tan poco al viento reducirlo a eructo
Desintegrarlo en el humo del que fuma
O esparcirlo en minucias como calderilla en un trapo...

Pero ahí está agarrado al hilo como si el hilo fuera un tronco
Abrazado al propio sonido de sus impulsos
Y esto es vaho para ti que miras desde fuera, lo sé
Pero de ese vaho construyo yo mi certeza:
La insignificancia es la clave de estar vivos





miércoles, 8 de marzo de 2017

LA MEDITACIÓN ES UNA DROGA DURA



La meditación es una droga dura
Me levanto por la mañana impaciente
Deseando acabar el té y empezar la orgía
Cerrar los ojos, sentir crecer aquello
No quiero salir de ahí
Quiero vivir ahí
Quiero procrear ahí
Quiero tener una cama ahí

Ayer lo hice con los párpados abiertos
Fue más intenso todavía
Olvidaba pestañear y se me secaban los ojos
Pero era igual
Pensaba que me iba a sangrar la nariz de gusto

Ahora ya no voy hacia ello
Viene ello hacia mí buscando mi cabeza
Quizá haya encontrado un buen hueco
Me aborda a la primera de cambio
Se hace sitio
Arroja mis pensamientos contra las paredes
Como un marido furioso
Brota del centro, ocupa todo
Coloca el universo entre mis sienes
Ya no existen horarios, solo momentos

Podría morir de placer mientras la Tierra explota


sábado, 21 de enero de 2017

ALLANAMIENTO






Los copos de nieve caen como estrellas
encanecidas, viejos sabios
que entregan su credencial a la tierra. 
Rendidos ya de espacio y cosmos 
se dejan caer como los brazos de un niño 
al que quitan el juguete de las manos 
tras el sueño. 

No más tres dimensiones, 
no más fuerza de la luz atravesando los objetos, 
no más estrecheces a la espera del pronóstico. 
Ahora ya son suelo 
y suelo quieren mantenerse, 
observación despierta al paso de la música 
que constituye cada humano en dirección a su destino.





viernes, 16 de diciembre de 2016

TRASVASE

                                                                              



Dormir en la bañera,
perder la conciencia lentamente,
caer en un sueño donde los pensamientos
se ahogan en el agua uno a uno,
sangran como pequeños suicidas
toda su enfermedad y su locura,
sus escamas de proyecciones, sus angustias
hasta disolverse en la claridad transparente
y dejar paso al orgasmo en la cabeza.


miércoles, 30 de noviembre de 2016

PROPEDÉUTICA



Hago avanzar mi otoño a patadas,
como a una lata vacía de cocacola con la que se ensaña
la parte rebelde de mi lado budista.
Sí, yo también tenía eso a veces,
mi iluminación y mi nirvana
envueltos en un pañuelo de hojas secas.


martes, 11 de octubre de 2016

LA MEJOR HORA

La mejor hora para escribir un poema
se acercó moviendo su cola de zorra.
Entre sus dientes brillaba un colmillo de oro
y tenía la panza llena de cachorros.
Yo quería mamar de alguien,
tenía la obsesión de la teta
y me tumbe a su lado, 
junto al eje de succión bajo custodia 
a esperar el don blanco.
Me dijo por qué no miras un poco la tele
hasta que llegue el momento.
Y lo hice.
En el salón ya solo estaba su piel de alfombra 
disecada y plana.
Agachada en al suelo lamí despacio, 
pelo por pelo,
hasta que la lengua estuvo seca 
como un ratón diez años muerto.
Esa fue su broma
y no pude vengarme.

(inédito)


lunes, 3 de octubre de 2016

UN POEMA PARA UN DÍA FESTIVO





Hoy, día de la Unidad Alemana,
ha sido una jornada de lo más dispersa.
Me preguntaba si mi pensamiento quedaría bien como felpudo,
ya sabes, los hay que dicen Hola, o Bienvenidos.
Mi pensamiento trenzado en frases para pies hambrientos,
pies de lluvia, con barro o excrementos.
Y reconozco que cierto placer me subía por la espalda.

(inédito)


jueves, 29 de septiembre de 2016

UNA MOSCA SE PREPARA PARA MORIR






Una mosca se prepara para morir.
Frota sus patas, se peina los párpados
en un gesto de seducción hacia el abismo.
Tras su cuerpo están las horas de vuelo,
la larga serpentina de su fiesta
enredada como una cola del demonio inmensa.
Y cuando llegue al cielo habrá de tragarse
metro a metro,
tanta curva, tanto zumbido.

Los ángeles darán a los cerebros heridos por su orquesta
una gota de su elixir para volar.
Esa es la promesa que los cristales nos hacen
como apóstoles que esperaban los pies de otro
caminando y golpeando contra su superficie.

Demasiada ventana, demasiado silencio.
Pero aquí esperamos con las bocas abiertas.


(inédito)

miércoles, 28 de septiembre de 2016

NUEVA NORMA EN EL TEMARIO DEL CARNÉ DE CONDUCIR




El beso tendrá la duración exacta
de la luz roja del semáforo.
Las pupilas se mantendrán en paralelo
a una distancia de seguridad no menor a 3 centímetros.
La lengua nunca superará en profundidad 
el equivalente a la anchura de la boca en estado de reposo. 
Las manos podrán palpar la superficie del cuerpo 
siempre que no desciendan la altura del volante. 
1,5 segundos antes de la luz naranja 
se reducirá la presión del beso a mero roce. 
Con la luz verde 
se iniciará la marcha sin mirar a los lados, 
por si algún conductor solitario y ávido de distracciones 
hubiera querido recrearse en este trance.

(inédito)


domingo, 10 de abril de 2016

NO TENER QUE DECIR NADA



Me declaro amante de algo
y acojo la sombra que de aquello se desprende,
ya sea una luz que pasa, un instante,
las palabras de alguien.

Sobrevuelo entonces por encima,
he tomado su camino,
galopo apretando las piernas
contra aquello que digo haber hecho mío
por amarlo.

Pero la declaración contiene la astucia
del yo pagano que precisa definirse:
él habla por ella,
ruedan por las colinas arrastrando el velo,
novia y vestido con manchas,
carencias en la forma, estrecheces.
Declaración y Yo,
ambos polos del imán de los esclavos.

Y en el interior de una flauta que hace música
sin ser mis restos invitados,
me pregunto qué soy yo sin ese yo que ama.
Quizá lo más puro, lo más ausente,
quizá el eterno privilegio
de no tener que decir nada.


(inédito)

viernes, 25 de marzo de 2016

LA LÍNEA DEL TIEMPO



“El tiempo es un enlace ideal; no fluye, sino que es una línea fija pensada”.
P. Mainländer



Aprovecho el ocio para volverme loca,
capricho que arrastro desde hace muchos golpes
de poema contra poema,
de rabia contra la lógica
y la necesidad.
No molesto a nadie,
solo digo que es momento idóneo para agitar
la línea del tiempo con los hechos
colgados como trapos antiguos,
moviéndose al capricho del viento
pero fijos,
en un cambio de lugar siempre ficticio,
con porvenir visible hasta donde uno cree
y un paciente lastre de eufemismos
cuyo final es la muerte.

Tendedero inútil en todos los pueblos,
sujeción de los actos malogrados y perfectos,
reflejo insultante de las vidas amorfas:
agárrate a algo cuando te empuje un loco
y eches las manzanas a la cesta,
cuando olvidemos que fuimos,
que tuvimos un nombre,
y a nadie le importe hasta cuándo
o hasta dónde leímos esta historia,
la propia historia.

Amarrada a una farola, cuerda sin ahorcados,
no habrá más minuto que este instante.


                                                                               (inédito)

lunes, 21 de marzo de 2016

A MI PADRE



Padre, ambos hemos muerto de felicidad
allí, en ese soplo de materia que es el arte.
Nunca nos dimos la mano en el camino,
pero cruzamos la vista unos segundos
y sé que viste algo. Entretanto,
te aireabas como una roca al pie del viento,
en el paisaje, en la lluvia indecente y caduca,
y no te tenías en pie de gozo.
Estabas sentado en lo alto de la astilla,
dueño de la risa saltando por las tapias
como los simios en el ejercicio de verter
la sangre en las figuras desnudas,
en las bocas de los ancianos.
Girasoles evadidos de su tarea de sonreír al sol,
había una alegría más que sobrehumana en dialogar con lo inerte
sin más perspectiva que las luces y las sombras.

Y sin embargo, cuando el miedo rascaba en la carne
encontraba demasiados huecos,
como si tu cuerpo hubiera sido ya
un cuerpo muerto antes, nacido muerto,
con cráteres y agujeros de cigarrillos en la piel,
vacío de seguridades, sin fe en los sentidos.
Aquello que podría ser y nunca era encontraba un lugar en ti
acogido por el ultraje de estar incompleto.
Padre, si pudiéramos empezar de nuevo,
mostrarte el agua blanca de los ríos,
la sencillez de la realidad cuando se la deja ser...
Pero siempre era demasiado tarde,
la oscuridad estaba encima y el dedo se separaba del cuerpo
ejercía su discurso de soldado de guerra,
golpes ciegos de la voz contra el destino,
como quien oye algo y levanta la espada sin saber hacia dónde.
Oleadas de palabras quedaban en los rincones
secas, pero recordadas por siempre.

Entonces era bueno aquel espacio de las bromas,
refugiarse borrando la línea al horizonte
y esperar, esperar sin decir nada,
arrancarse los senos una tarde
y ponerlos en las manos de un cazador de mariposas
para decirle: estas son mis alas,
atrévete a volar tras ellas.
Sacarse de la manga una costilla y reír
por el sarcasmo de Dios y la desequilibrada balanza.

Tu muerte estaba en mi bolsillo,
siempre cerca, conmigo.
Sé que gritamos juntos en ese momento y expulsamos
el cuerpo con el grito,
fuimos dos bocas aisladas, en dos países distintos,
que explotaron de euforia.
                                                                         (inédito)